¿La pedagogía es una ciencia en Colombia?

Por tu propio bien – Raíces de la violencia en la educación de los niños
26 septiembre, 2016
Identidad de género histórica
27 septiembre, 2016
Mostrar Todo

S iendo la pedagogía no solo un término sino un importante arte de enseñar,  arte de revolucionar el pensamiento, llevarlo más allá de las fronteras se ha denominado actualmente también una ciencia, ciencia respecto a su amplio sentido social de descubrimiento de leyes y regularidades que rigen y condicionan los procesos de aprendizaje, conocimiento, educación y capacitación. Esta importante ciencia se ha hecho tan completa debido al estudio constante de un rol no solo desde la visión y actuación del educador sino también teniendo en cuenta el agente receptor, ¨el educando¨ posibilitando así un constante ejercicio de adecuación y mejora tanto metodológico como teórico.

Antes de iniciar a dar un recorrido sobre este amplio tema de ¨ la pedagogía como ciencia ¨, quisiera dar un pequeño rastreo temático sobre las principales visiones  epistemológicas del tema. Partiendo del área filosófica, encontramos la época esclavista con sus tratados los cuales involucraban las experiencias y criterios sobre la educación para pasar a la época feudal y capitalista que aparece como novedad y obedece a diversas necesidades de la sociedad condicionando el desarrollo e instrucción de conocimientos a la productividad de la época. (Nacimiento de la pedagogía como ciencia).

En la evolución y constante desarrollo  de la educación partimos de un representativo actor  y pionero de la pedagogía: Juan Amos Comenio, quien en ¨Didáctica Magna ¨ capítulo VI  menciona:

Como ya hemos visto, la Naturaleza nos da las semillas de la Ciencia, honestidad y religión, pero no proporciona las mismas Ciencia, Religión y Virtud; éstas se adquieren rogando, aprendiendo y practicando. De aquí se deduce que no definió mal al hombre el que dijo que era un Animal disciplinable, pues verdaderamente no puede, en modo alguno, formarse el hombre sin someterle a disciplina.

(Comenio, 2000, pág. 1)

En su teoría evidentemente Comenio menciona que el hombre es un artífice de lo que llamamos aprender y practicar, solo así la ciencia puede ser ciencia. Este menciona un elemento importante y es la disciplina, menciona que un hombre necesita de la misma para formarse y aunque es un método antiguo o tradicional como muchos llaman se puede denotar que nuestra sociedad y desafortunadamente nuestra educación carece de la misma, se supone que el ejercicio de aprendizaje evoluciona y la época tradicional en ese momento contextual obedecía a patrones de conducta distintos a los que se protagonizan en la actualidad, pero este tema me genera aún más dudas cuando me pongo a pensar  ¿Qué ha pasado con la disciplina de nuestra actualidad ?

Ahora , si de la misma manera diéremos  un recorrido por la escuela eclesiástica (1548) con el orden absoluto y rigidez  , por la pedagogía de la libertad e igualdad que plantea Rosseau (1712-1778), la perfección del hombre a través de la educación planteada por Pestalozzi en 1746 y el desarrollo de la  educación a partir de la libertad de la personalidad del niño planteada por Montessori (1870) encontramos que el ejercicio de formarse en el camino , de partir del error , de la experiencia de la praxis es un mecanismo para unos efectivo , para otros no tanto en la medida que este ejercicio requiere de ser autodidacta, autocritico y ante todo autoreflexivo de lo que se hace, cómo se hace y para que se hace.

En tanto menciono el termino ¨praxis¨ quisiera que hubiese claridad del mismo , el termino praxis surge de Marx con la resistencia del hombre a las cosas meramente materiales de la existencia y más bien se alía al proceso de transformación que adapta un sujeto como resultado de una teoría. Tratándose de teoría y práctica yace un conflicto respecto al oficio que implica desarrollar cada una de las dos, por esta razón quisiera  hacer mención de un aporte importante que realiza la doctora Flor Alba Vargas cuando cita:

¨existe una dialéctica entre teoría y práctica; la práctica sólo es anterior a la teoría genéticamente, en sus orígenes; la práctica es fundamento, base, principio y a la vez, comprobación de la teoría porque sirve de criterio valorativo de la misma. Por su parte, la teoría perfecciona, orienta y complementa la práctica. El ser humano es un ser inacabado, lleno de necesidades, carente de muchas cosas; no puede auto-subsistir, por tanto busca satisfacer sus necesidades; y ¿dónde las satisface?, en la naturaleza¨. (Vargas, 2015, pág. 5)

Esta postura claramente deja por sentado que en ningún momento el oficio de la práctica nos desliga de dejar de ser un ente natural.

Partiendo de esta importante intervención, también quisiera dar mano a los cinco aforismos que plantea Vasco en el ejercicio de reflexionar sobre la praxis, pues deja en claro un breve proceso que conlleva a la misma:

 

Empiezo con cinco aforismos que pretendo sean de alta densidad:

  1. En el principio era la acción
  2. Los sistemas de acciones se van decantando en prácticas.
  3. Sólo los fracasos de las prácticas llevan a la reflexión sobre ellas: nace la praxis.
  4. La praxis empieza a transformarse en virtud de esta reflexión.
  5. La reflexión empieza a refinarse y a expresarse en forma relativamente autónoma con respecto a la praxis: nace la teoría” (Vasco, 1990)

 

Gracias a los aportes del profesor Vasco , podemos a llegar a conclusiones que finalmente apuntan a la formación de un hombre más consciente de su que hacer, de su actuar pero ante todo que gracias a un proceso autoreflexivo respecto a los margenes de error logra la transformación de sus practicas e inicia un proceso de refinación y autonomia . Pero mi pregunta es Colombia cuenta con educadores que le apunten a una pedagogía que no disvaria de la praxis? . Todo docente debe estar preparado para investigar dentro y fuera del aula , docentes que puedan transformarse sin desvincularse de una realidad de la cual hacen parte, este juicioso oficio debe ir dirigido a ¨caracterizar y profundizar cada vez más profunda y esencialmente la educación, como proceso de preparación y transformación de las generaciones de todo un pueblo.¨ menciona  el doctor Carlos Alvarez de Sayas en su documento ¨la pedagógia como ciencia ¨ este proceso direcciona al educador a puntualizar   que quiere investigar, el por qué quiere hacerlo , la metodologá que desea usar y el campo de incio (diagnostico) y llegada.(objetivos) todo con el fin de transformar su aula en un constante laboratorio pedagogico, autónomo y didáctico   donde el agente principal es la praxis y así lograr que en Colombia se instaure la educación y las instituciones no solo como  lugares de contenidos, temas y resultados cuantificables  , sino  escenarios que se fucionan como semilleros de comprensiones que impactan el mundo de manera más significativa y además lo evolucionan.

Ahora bien, el ejercicio investigativo del docente involucra diferentes posturas y analisís metodológicos que le permiten transformar, retroalimentar y modificar su que hacer pedagógico , por lo tanto quisiera citar algunos tipos de análisis que propone Alvarez de saya :

 

  • una primera  aproximación  fenoménica mediante la determinación de las características inherentes a los hechos y sus tendencias;
  • el establecimiento de un modelo abstracto (sistema), en primera instancia, del todo, del objeto, a partir del problema planteado;
  • la determinación de las relaciones del sistema, del objeto, con el entorno, con el medio;
  • el análisis de sus componentes fundamentales;
  • la precisión de las relaciones internas fundamentales dentro del objeto (sistema) que determinan su movimiento, significando las condiciones que lo posibiliten;
  • la caracterización de la contradicción fundamental que rige el desarrollo del proceso, desde su célula hasta sus estructuras más complejas;
  • el establecimiento del sistema de leyes generales, esenciales, estables, necesarias y obligatorias, en un plano concreto pensado, globalizador, que nos permite la dirección eficiente del proceso docente-educativo y la selección de la variante óptima (en la práctica) del funcionamiento del objeto investigado, tanto en su diseño como en su ejecución y evaluación;
  • el desarrollo de algunos experimentos pedagógicos que ofrecen ciertos criterios de validación.

 

Si bien partimos de un ejercicio de investigación práctico, científico, ético y didáctico y le damos seguimiento a partir de un análisis minucioso y aterrizado al contexto de seguro los docentes de Colombia obtendríamos ciudadanos del  futuro no solo capaces de transformar una realidad intelectualmente sino seres más críticos de la realidad, propositivos, equitativos, más autónomos, estudiantes capaces de solucionar conflictos y  reevaluarlos.

Referencias:

Comenio, J. A. (2000). Didactica Magna. Mexico: Porrúa.

Vargas, F. A. (2003). Algunas eflexiones sobre la praxis pedagógica.

Vasco, C. E. (1990). Algunas reflexiones sobre la Pedagogía y la Didáctica en pedagogía. En Discurso y poder . Bogotá: CORPODRIC.

Alvarez de Sayas, Carlos M. (1995). La pedagogía como ciencia.

Gimnasio Campestre

Somos una institución educativa con 58 años de experiencia, con énfasis en inglés; en donde nuestros niños y jóvenes respiran tranquilidad y confianza, en un ambiente campestre.
La investigación, la crítica y el respeto por sus ideas, harán de ellos líderes autónomos, responsables y libres, pero por encima de todo… felices!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: