¿Por qué viajar plácidamente al cerebro artístico?

Bailar es soñar con los pies.
21 marzo, 2017
Mostrar Todo

¿Si tuvieras la oportunidad de viajar dentro de tu propio cuerpo y saber qué ocurre en una aventura sin fin  lo harías? ¿Para qué serviría? ¿Cuál sería el lugar más interesante para visitar? dar respuesta es tan sencillo como arriesgarnos a viajar con bajo presupuesto y dispuestos a disfrutar

 

C omo en los aviones, la caja negra está llena de sorpresas que determinan una gran verdad de lo que ocurre  cada minuto del viaje, nuestro cerebro es el lugar tan maravilloso como misterioso, que requiere una estación donde inspeccionarlo, nos produce asombro, una posibilidad que amerita jamás dejar de ejercitar.

 

El viaje comienza  con una sensación de  frescura y con grandes  expectativas, llegamos al lugar de color indescriptible, laberinto expectante donde se alberga el pensamiento, las sensaciones, los sentimientos y la memoria, y hasta la zurdera, que nunca ha dejado de inquietarnos… nuestro cerebro, ¡qué lugar!

 

Para centrar la atención en  la descripción del cerebro artístico, se hace necesario hacer mención que el arte es únicamente humano ,  aparece   justo antes de la evolución de la civilización y de la aparición del lenguaje, hace  más de cuarenta mil años  , quizás el arte represente la evolución del cerebro; el conocido artista del siglo XX Piet Mondrian fundador del neoplasticismo, baso su obra en las líneas rectas , y años más tarde neurocientíficos descubrieron que las líneas rectas eran codificadas en el cerebro por neuronas específicas , y se pudo apreciar en su obra como el arte que nos ayuda a comprender como funciona la memoria visual.

 

La posibilidad de exploración de este increíble órgano para la supervivencia del ser humano, ha permitido comprobar que la actividad artística activa diferentes regiones cerebrales. La música se procesa en la corteza auditiva  que está en el lóbulo temporal, nos produce bienestar porque estimula nuestro sistema de recompensa cerebral que libera dopamina  y eso nos hace sentir bien .Las artes que conllevan movimiento como el baile o el teatro activan la corteza motora, la danza es una estupenda forma de desarrollar tres aspectos del pensamiento creativo: la fluidez, la originalidad y la capacidad de abstracción (Bradley, 2002). Por otra parte, hoy sabemos que los mismos circuitos neurales que se activan al realizar una acción también lo hacen al observar a otra persona haciéndola. Estas neuronas espejo posibilitan la imitación, una poderosa forma de aprendizaje.  Las artes visuales como la pintura se procesan principalmente en los lóbulos occipital y temporal, mientras que la poesía o la prosa implican a las áreas  de Broca y Wernicke relacionadas con el procesamiento lingüístico (Posner et al., 2008).

 

Con frecuencia parece que ambos hemisferios contribuyen a la misma actividad pero de distintos modos. Por ejemplo, para dibujar una representación fiel de algo, al parecer necesitamos el hemisferio derecho para el contorno global y el izquierdo para los detalles identificatorios y los elementos internos. Según Howard Gardner en su  libro  “Arte mente y cerebro” cree que este panorama de los aportes distintos pero complementarios que efectúan los dos hemisferios probará ser válido también para otros dominios del pensamiento. Y piensa, asimismo, que pronto descubriremos más formas posibles de interacción  de ambos hemisferios.

 

Es posible que un viaje de este estilo resulte interesante para quienes en el mundo de la educación  mediante el  acompañamiento a niños y jóvenes , tengamos presente que cuando se integran las disciplinas artísticas en las practicas pedagógicas se promueve el pensamiento creativo y divergente y no solo eso sino desarrollan pensamiento más profundo .Para concluir un ejemplo más profundo sobre esto lo podemos encontrar  en el programa ArtfulThinking desarrollado por el  Proyecto Zero de Harvard que utilizaba el poder de las imágenes visuales, como las de las obras de arte, para estimular en los alumnos procesos como la curiosidad, observación, comparación o relación entre  ideas imprescindibles para el desarrollo del pensamiento creativo y del aprendizaje (Hardiman, 2012).

 

Al término de  este corto viaje al interior del cerebro artístico, se podría concluir que no existe ninguna fórmula mágica para descubrir el secreto del cerebro, que es un órgano  que aún no se conoce completamente, pero que con seguridad requiere del arte para su evolución.

 

 

Nora Constanza Hernández

Directora Gimnasio Campestre

Me considero una persona “perseverante y admiradora del mundo de la educación“ el cual me ha posibilitado valorar la esencia del ser humano en todas sus dimensiones, gozar del encuentro cotidiano con el sentir de niños y jóvenes que forman parte de la pasión que motiva mi cotidianidad.

Tejedora de sueños con la sensibilidad del artista, el aporte de las buenas lecturas, del cine, el disfrute del son cubano, la comunión con la naturaleza y el goce pleno con mi familia; determinan la brújula que define el norte para la toma de decisiones con objetividad, sencillez y tranquilidad ante los dilemas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: