¿Por qué elegimos divertirnos
y llevarnos bien
en el Gimnasio Campestre?

Bullying y Materialismo
-Tener vs Ser-
14 febrero, 2017
De estudiantes inquietos
a empresarios brillantes.
28 febrero, 2017
Mostrar Todo

T odos los días las personas elegimos qué hacer; la ropa y combinación que vamos a utilizar, el camino más cercano para llegar a nuestro destino, las comidas que consumiremos y la forma en cómo nos relacionamos y comunicamos con nuestros compañeros, profesores, colegas y demás integrantes que hacen parte de nuestro contexto.

 

Grandes  autores han realizado estudios y teorías que nos hablan a lo largo del último siglo sobre la responsabilidad social que tenemos dentro de diversas comunidades, como la moral heterónoma y autónoma (Piaget), siguiendo con la moral superyoica y moral del yo (Freud) y finalizando con la regulación externa y autorregulación (Vygotski).

 

El autor William Glasser en su libro “Teoría de la elección” resalta la importancia de llevarnos bien como una decisión autónoma que elegimos dentro de un comportamiento total.

De igual manera podemos elegir nuestras emociones y nuestros actos con el fin de vivir una vida más sana y productiva. Así explica que todo lo que hacemos, pensamos y sentimos procede de nuestro interior y no, como la mayoría cree, de una reacción ante las personas y las cosas que nos rodean.

 

Llevarnos bien es una elección que tomamos cada uno de los miembros de nuestra comunidad. Hemos elegido tener un ambiente donde existe la confianza, conciliación, respeto, escucha, y apoyo (CREA); que logra en nuestra comunidad niveles académicos, profesionales y de convivencia potencialmente positivos de metas en común, así como también hemos decidido hacer a un lado hábitos destructivos como criticar, culpar, señalar, juzgar, castigar, cantaletear que influye negativamente en nuestras emociones y relaciones.

 

El proceso educativo es muy complejo, en donde existen enfoques y teorías sobre educación que evolucionan día a día; Fortaleciéndose en la calidad humana dentro del contexto educativo y en especial dentro del aula de clase  y en donde no nos podemos dar el lujo de tener más soluciones drásticas de control externo que nos aleje de las personas de nuestro entorno, como se ha demostrado a lo largo de la historia.

 

Somos conscientes que el proceso educativo es bidireccional y no nos limitamos a ser únicamente receptivos. Para nosotros el educador deja de ser el centro de la actividad académica, y pasa a ser un facilitador del proceso de enseñanza-aprendizaje. En este sentido el docente y estudiante, entre otras personas que forman parte de nuestro medio, juegan un papel muy importante  y definitivo en el proceso. Este se relaciona en un clima cordial, ya que solamente se obtienen frutos cuando se trabaja en un ambiente de tranquilidad y respeto que beneficia a los involucrados.

 

El divertirnos también es una forma de comunicación que elegimos y juega un papel fundamental en nuestra comunidad, ya que como hace referencia Jean Piaget y María Montessorri:

 

Es importante estimular la diversión en el ser humano, ya que ayuda a favorecer competencias físicas, emocionales, sociales y educativas.

 

Para los psicólogos norteamericanos Abraham Maslow,  David McClelland y William Glasser la diversión es un impulso a satisfacer necesidades de poder, logro y reconocimiento. Por otro lado; científicamente se demuestra que la diversión reduce la tensión y ansiedad, permite a la gente desarrollar una actitud positiva en el día, dar mayor claridad y soluciones a los problemas y por último y siendo la más importante,  mejorar relaciones con las personas.

 

Desde hace 58 años le hemos apostado a tener personas exitosas en nuestra institución,  respetándonos, llevándonos bien, pero sobre todo divirtiéndonos en los procesos de enseñanza/aprendizaje y de relaciones que tenemos todos los días.

 

Recordando que bajo ninguna circunstancia somos enemigos y que por todo lo contrario, pertenecemos al mismo equipo que todos los días busca estrategias para ganar.

 

 

Israel Dominguez

Líder de convivencia Gimnasio Campestre

Soy social y alegre, me gusta viajar, jugar fútbol e ir a cine; sintiéndome feliz al disfrutarlo con las personas que amo, como lo son mi familia, esposa e hija.

Apasionado por mi profesión docente y de la diversidad de situaciones que conozco y aprendo al compartir con cada ser humano dentro de mí colegio.

Me considero una persona responsable, respetuosa y transparente con las personas que me rodean, teniendo siempre las firmes convicciones de lograr las metas que tengo pactadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: